Cuando Coraline atraviesa una de las puertas de la casa nueva de su familia, se encuentra que hay otra casa similar a la suya (aunque la nueva sea, sin duda, mejor). Al principio, todo parece maravilloso: la comida es más sabrosa que la de casa y el cajón de los juguetes está repleto de angelitos de papel que vuelan solos y de calaveras de dinosaurios que parecen vivas y se arrastran haciendo castanear los dientes.  Pero resulta que hay otra madre que vive ahi. y otro padre, y quieren que Coraline se quede con ellos y se convierta en su pequeña. Quieren cambiarla y no dejarla ir jamás. Coraline tendrá que enfrentarse a ellos con todo su ingenio y las herramientas que encuentre, si es que quiere salvarse y volver a su vida normal.  El reconocido ilustrador P. Craig Russell nos trae esta versión de la encantadora novela infantil Coraline, y le otorga una nueva vida a través de sus maravillosas ilustraciones.